General Cable patrocina la edición de un cuento infantil solidario de la Fundación Anima

27 febrero 2012 escrito por admin

La compañía muestra su compromiso social apoyando una obra cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de niños con enfermedades crónicas y terminales

El libro “El sueño de Alex” transmite valores como la solidaridad, el optimismo y las ganas de ser feliz y hacer felices a los demás

General Cable, compañía líder en el sector de cables a nivel internacional, es patrocinador preferente del libro “El sueño de Alex”, un cuento infantil que acaba de editar la Fundación Anima y cuyo objetivo es recaudar fondos para financiar proyectos que permitan mejorar la calidad de vida de los niños que padecen enfermedades crónicas y terminales.

Con esta iniciativa solidaria, General Cable renueva su compromiso como empresa socialmente responsable, uno de sus valores corporativos más sólidos. La cooperación con la Fundación Anima, una entidad sin ánimo de lucro que promueve la ayuda a los niños hospitalizados y sus familias, ya se inició años atrás con el patrocinio de su calendario anual.

Un cuento infantil solidario

“El sueño de Alex” es un cuento infantil que, además de divertido, transmite valores como la solidaridad, el optimismo y las ganas de ser feliz y hacer felices a los demás. Su autora es la escritora de cuentos infantiles María Pineda y cuenta con dibujos de Milena Jarjour, ilustradora de cuentos. El libro consta de 24 páginas y tiene una tirada de 8.000 ejemplares (4.000 en castellano y 4.000 en catalán). En su contraportada aparece el logo de General Cable, junto con los de otras empresas patrocinadoras, todas ellas conocidas firmas de sectores como el farmacéutico, el de alimentación, el de juguetes, el de confección y el de seguros.

El libro narra la historia de un niño que ayuda a otro niño a encontrar la alegría y la ilusión durante su estancia en un hospital. Los protagonistas son Kike y Alex, que viven divertidas aventuras durante sus sueños, entrando en un mundo mágico que les permite conocer personajes muy peculiares.

Uno de los objetivos del libro es dar una visión lo menos dramática posible de la situación de los niños que permanecen hospitalizados y de su ilusión por vivir una vida lo más normal posible durante su enfermedad. La Fundación Anima destinará los fondos obtenidos con su venta a financiar proyectos con alma, como las terapias de apoyo psicológico y social a los niños enfermos y sus familias, y la mejora de las infraestructuras infantiles de los centros hospitalarios (salas de juegos, material de juegos). Asimismo, permitirán dar financiación a proyectos de investigación y programas de salud infantil.

“El sueño de Alex” será promocionado ampliamente a través de webs y newsletters de empresas colaboradoras, blogs, redes sociales y medios de comunicación. Asimismo, tendrá una difusión especial en abril durante la festividad de Sant Jordi (Día del Libro) y también en el torneo de tenis Conde de Godó, en que la Fundación Anima dispondrá de un stand. Además, será difundido entre escuelas y centros educativos, hospitales y centros comerciales, reservándose ejemplares para obsequiar a los propios niños hospitalizados y sus familias.

Sobre la Fundación Anima

La Fundación Anima (www.animafp.org) es una entidad sin ánimo de lucro compuesta por médicos, empresarios y personas venidas de otros ámbitos que unen sus esfuerzos para mejorar la salud infantil. Con su actividad altruista, contribuye a cumplir las pequeñas ilusiones de los niños afectados por enfermedades y también ayuda a mejorar la realidad en que se desenvuelven, financiando programas médicos, de apoyo social y de mejora de infraestructuras. Para llevar a cabo estos objetivos, la Fundación Anima cuenta con la colaboración económica de empresas que, como General Cable, creen en el compromiso social, demostrando ser verdaderas empresas con alma.

Entre los ámbitos de actuación de la Fundación Anima figuran la asistencia psicológica y social a los niños afectados por enfermedades crónicas y/o terminales, la financiación y desarrollo de terapias de apoyo para mejorar la calidad de vida de estos niños y sus familias, la mejora de las infraestructuras infantiles en los centros hospitalarios, la colaboración en proyectos de investigación sobre salud infantil y la difusión de los valores de la responsabilidad social corporativa.

La Comisión Europea define este concepto como “la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y en las relaciones con sus interlocutores”. General Cable ha compartido siempre esta filosofía, puesto que forma parte de sus valores como empresa, y participa de forma habitual en acciones y programas de responsabilidad social corporativa. En el caso de la Fundación Anima, además, su contribución reporta la satisfacción moral de ver cómo permite ayudar a mejorar la calidad de vida de unos pequeños y unas familias que pasan por situaciones tan dramáticas.

Sobre General Cable

General Cable Corporation es una compañía líder en fabricación de cables a nivel internacional. Cuenta con modernas instalaciones de producción en todo el mundo, sobre la base de tres grandes regiones geográficas (Norteamérica, Europa y Mediterráneo, y resto del mundo), dando empleo directo a más de 11.000 personas. Con una tradición centenaria, General Cable es una de las compañías históricas del sector y con su actividad contribuye decisivamente al progreso de la sociedad y a la mejora de la calidad de vida de las personas.

Su gama de cables es muy amplia y comprende desde cables de energía a cables de telecomunicaciones, pasando por cables eléctricos, para construcción, transmisión de datos, instrumentación y control, especiales y de alta tensión. La filosofía de General Cable se basa en una serie de pilares fundamentales: la responsabilidad corporativa en las relaciones con clientes, proveedores y empleados; el compromiso total de respeto hacia el medio ambiente; la apuesta por la innovación; y el concepto “One Company-connecting the world”, que sintetiza su capacidad para convertirse en un proveedor único preparado para dar respuesta a todas las necesidades de sus clientes allí donde estén, en cualquier lugar del mundo.

Las actividades de la compañía en Europa están centralizadas a través de General Cable Europa & Mediterráneo, que cuenta con una plantilla de aproximadamente 5.000 trabajadores y plantas de producción en Abrera, Montcada y Manlleu (las tres en la provincia de Barcelona), Vitoria (Alava), Monterau (Francia), Nordemham (Alemania), Morelena (Portugal), Biskra (Argelia), El Cairo (Egipto)  y Luanda (Angola).



Tags:


Comentarios